Nicanor Parra

Un deshacedor de los tiempos

Eduardo Escalante Gómez

Antes de partir nos dejó su Epitafio:

 

“De estatura mediana,
Con una voz ni delgada ni gruesa,
Hijo mayor de profesor primario
Y de una modista de trastienda;
Flaco de nacimiento
Aunque devoto de la buena mesa;
De mejillas escuálidas
Y de más bien abundantes orejas;
Con un rostro cuadrado
En que los ojos se abren apenas
Y una nariz de boxeador mulato
Baja a la boca de ídolo azteca
-Todo esto bañado
Por una luz entre irónica y pérfida-
Ni muy listo ni tonto de remate
Fui lo que fui: una mezcla
De vinagre y aceite de comer
¡Un embutido de ángel y bestia!”

 

Una gran familia:  los Parra. Nicanor el hermano mayor nació el 15 de septiembre de 1914, y creció en una talentosa familia de ocho hermanos, varios de los cuales se convirtieron en notables artistas, incluida Violeta Parra.

Si bien su poesía le ganó fama, Parra fue un físico respetado.

Caracterizado por su ingenio e irreverencia, escribe que quiere perturbar el mundo cómodo de la poesía y que cada cual la recorra bajo su propio riesgo. Si bien su poesía le ganó fama, Parra fue un físico respetado, obtuvo un título de la Universidad de Chile y luego estudió física en la Universidad de Brown y cosmología en la Universidad de Oxford en Inglaterra. Fue profesor de física teórica en la Universidad de Chile y enseñó en Columbia, Yale, New York University y Louisiana State University.

Mientras estudiaba en la Universidad de Oxford en 1949, Nicanor Parra entró de lleno en el estudio de la poesía inglesa que dejó honda huella en su obra. Los poetas que más le atraían fueron W. H. Auden, Stephen Spender, Louis McNeice y T. S. Eliot. En este último, encontró la confirmación del estilo anti-poético. Como resultado de estas influencias múltiples y desilusionado de la poesía lírica, Parra forjó su propia doctrina en Poemas y anti-poemas que publicó en 1954.

Parra trajo el escepticismo de la ciencia a su obra literaria…

Parra trajo el escepticismo de la ciencia a su obra literaria, rechazando las técnicas poéticas tradicionales y experimentando con estilos en prosa, imágenes cotidianas y humor grotesco en lo que llamó “anti-poesía”. Obtuvo fama internacional en 1954 con “Poemas y Antipoemas” y ganó varios prestigiosos premios: Premio Nacional de Literatura de Chile (1969), Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda (2012), Premio Miguel de Cervantes (2011),  Premio “Reina Sofía” de Poesía Iberoamericana (2001), entre otros.

Parra se considera a sí mismo un “anti-poeta” en el sentido de que no tiene nada que ver con la ostentación y otros preciosismos de la poesía. Su poesía está llena de juegos de palabras y un tono de conversación sin rodeos.

La anti-poesía nos muestra un brutal escenario.

La anti-poesía interpreta algo nunca antes expresado con respecto a nuestra vida y mundo, algo que profundamente limita la poesía a la vida. Así es, y sin embargo, hay algo inquietante, algo que no encaja del todo. Me refiero a un nudo gordiano que subyace en su anti-poesía que se opone obstinadamente a la institucionalización. Los escépticos atribuyeron un rigor mortis prematuro al proyecto de Nicanor Parra, considerando que es imposible reconocer completamente la subversión implícita de la anti-poesía y la fuerza de demolición. Por otro lado, lo niegan al convertir una visión revolucionaria de la poesía en español de nuestro tiempo, en algo ni más ni menos aceptable de lo que podría ser la risa inoportuna de un estudiante durante la misa. Si fuera sólo esto, no habría problema, excepto por el hecho de que la iglesia a la que va este estudiante es horrible. Este estudiante es víctima de abuso sexual. La anti-poesía nos muestra este brutal escenario.

Parra destruyó su supuesta posición privilegiada para identificarse con sus semejantes en una sociedad que hace todo lo necesario por suprimir la libertad del individuo. El anti-poeta representa pues una amenaza para el orden social establecido.

En “Cambios de nombre,” otro poema clave para el arte poético de Parra, declara:

 

A los amantes de las bellas letras
Hago llegar mis mejores deseos
Voy a cambiar de nombre a algunas cosas

y advierte que su posición es ésta: “El poeta no cumple su palabra / si no cambia los nombres de las cosas.”

En “Hace frío” Parra emplea el tono sarcástico de la sátira política:

 

Hay que tener paciencia con el sol
Hacen cuarenta días
Que no se le ve por ninguna parte.
Los astrónomos yankees
Examinan el cielo con el ceño fruncido
Como si estuviese lleno de malos presagios
Y concluyen que el sol anda de viaje
Por los países subdesarrollados
Con las maletas llenas de dólares
En misión de caridad cristiana.

 

En el Rey Lear & el Mendigo,  Parra sintetiza la totalidad de lo que la anti-poesía sugiere. Como Parra lee a Shakespeare, lo afirma, sin embargo, al traducirlo al español, lo desgarra.

La visión de Parra fue gradual. Primero se limitó a lo artístico, a la anti-poesía literaria en su sentido clásico. Luego, con su serie de poemas visuales denominados Artefactos, aniquiló los emblemas sagrados de la cultura, colocó todo desde la pornografía, a la política, al lirismo, a las bromas, en el mismo plano.

Se alejó de los anti-poemas para concentrarse en sus “artefactos”. 

La obra más reciente de Parra muestra que se alejó de los anti-poemas, pero no para volver al estilo lírico de su juventud, sino para concentrarse más bien en composiciones experimentales que él llama “artefactos,” o sea la palabra reducida a su más mínima expresión a la manera del slogan: “U.S.A. / donde la libertad es una estatua” o del proverbio: “De boca cerrada / no salen moscas.” En estas líneas breves la poesía llega a ser eficacia verbal pura. Esta tendencia ya se nota en “Estrictamente se prohibido correr” (Advertencias) y “Los niños nacen para ser felices” (Frases).

En resumen, se puede decir que la síntesis anti-poética de Parra, une elementos dispares y hace de ellos una visión única destinada a mostrarnos la condición en que se encuentra el ser humano. Parra nos ha forzado a examinar el medio ambiente a través de un prisma, lo que le llevó a una redefinición de la esencia de lo que representa un poema.

El poeta se ha empeñado en sacar la poesía de lo que él llama el “espacio literario” para incorporarla a la vida misma. Por consiguiente, lo que busca el anti-poeta no es la belleza intrínseca sino la representación de la vida. Se trata de una poesía comprometida, en la cual se reemplaza la metáfora y el símbolo por niveles de significado que emergen cuando el “ojo está desnudo”.

Nicanor Parra sabía que no recibiría el Premio Nobel (fue postulado cinco veces), pero lo hubiera querido obtener. Le dedicó un poema:

 

PREMIO NOBEL

El Premio Nobel de Lectura
me lo debieran dar a mí
que soy el lector ideal
y leo todo lo que pillo:

leo los nombres de las calles
y los letreros luminosos
y las murallas de los baños
y las nuevas listas de precios

y las noticias policiales
y los pronósticos del Derby

y las patentes de los autos

para un sujeto como yo
la palabra es algo sagrado

señores miembros del jurado
qué ganaría con mentirles
soy un lector empedernido
me leo todo – no me salto
ni los avisos económicos

claro que ahora leo poco
no dispongo de mucho tiempo
pero caramba que he leído

por eso pido que me den
el Premio Nobel de Lectura
a la brevedad imposible

 

Se desplegó, en su ataúd, uno de sus artefactos. C2

VOYVUELVO

 

Leer más artículos de la columna “Vitrales”

Investigador y escritor. Ha publicado diversos artículos científicos en revista con referato en Chile, Argentina, Perú, Colombia, México, Nicaragua, España; y poemas en la Revista Nagari, Signum Nous (Estados Unidos) Revista Cultural C (México), Revista Ariadna (España), entre otras y diversos sitios en la Web.

2 Comentarios
  1. Excelente síntesis del poeta, que descubro como vanguardista para la poesía y creativo para los “artefactos”. Felicitaciones por la nota

Escribe una respuesta

Tu correo electrónico no será publicado.

Puedes usar estas etiquetas de HTML y los atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

 

Revista digital de la Asociación Leonardo da Vinci Divulgación y Promoción A.C.

SÍGUENOS EN

AVISO DE PRIVACIDAD

VISITA TAMBIÉN