Sobre la conectividad digital

Luz Manuel Santos Trigo / Cinvestav

 

La conectividad digital está transformando las maneras de comunicación e interacción entre individuos y genera también oportunidades para repensar modelos de colaboración y resolución de problemas.

Con el uso de la tecnología móvil, como las tabletas y los teléfonos inteligentes (llamados así por la versatilidad de aplicaciones que ofrece para buscar y compartir información, escuchar música, acceso a internet, etc.), los individuos pueden establecer una comunicación continua con diversas comunidades (familiares, amigos, grupos de trabajo, etc.), disponer y leer una buena cantidad de libros y consultar materiales en línea o enterarse de acontecimientos alrededor del mundo.

La conectividad digital no solamente acerca a la gente o a las comunidades, también permite conocer y analizar información sobre las necesidades en temas de salud, educación, transporte y seguridad. Los beneficios varían y llegan a distintos sectores sociales. Veamos tres ejemplos:

  • Aprendizaje en línea. Un estudiante, después de su clase formal, puede consultar materiales en línea que le permitan extender o aclarar los temas abordados por su maestro. Además, puede preguntar a sus compañeros u otros expertos, utilizando el correo electrónico o alguna aplicación, las dudas que le surjan o compartir sus propios acercamientos o soluciones de los problemas. En este contexto, el estudiante aprende y valora que el aprendizaje se desarrolla en un proceso continuo de comunicación y de compartir sus ideas con otros.
  • Organización y distribución. Los pescadores en diversos lugares usan el teléfono móvil para organizar y distribuir sus productos directamente a sus clientes. En el área de pesca mantienen el producto vivo y reciben llamadas para llevarlos a restaurantes o surtir a clientes interesados sin invertir en sistemas de refrigeración necesarios para mantenerlos en los mercados de venta.
  • Desarrollos técnicos e innovación. En una festival de ciencia en Noirobi, Kenia, el joven Anthony Mutua mostró su desarrollo sobre un chip que se coloca en la suela del calzado para que al caminar una persona puede cargar su teléfono. También, la conectividad móvil ha motivado o inspirado a individuos en el desarrollo de aplicaciones que permiten monitorear planes de alimentación, rutinas de ejercicio o cursos en línea.

Las tecnologías digitales son omnipresentes y moldean o influyen nuestro quehacer cotidiano. Su uso intenso demanda que los usuarios desarrollen estrategias y habilidades que les permitan identificar fuentes de información confiables, construir y exhibir una forma de comunicación robusta y promover el desarrollo de valores éticos, respeto y tolerancia. C2

http://www.cnet.com/news/get-smart-charge-your-phone-while-walking-in-this-shoe/

http://www.theguardian.com/books/2013/apr/29/digital-age-schmidt-cohen-review

Aún sin comentarios

Escribe una respuesta

Tu correo electrónico no será publicado.

Puedes usar estas etiquetas de HTML y los atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

 

Revista digital de la Asociación Leonardo da Vinci Divulgación y Promoción A.C.

SÍGUENOS EN