agenda-digital-C2

El funcionamiento de la sociedad en su conjunto involucra atender y resolver múltiples tareas y actividades que demandan de los individuos la búsqueda de información, la selección de algún plan o método de solución y la comunicación y presentación de resultados. Los contextos en que se sitúan las tareas son variados e incluyen ambientes familiares, escolares, laborales o profesionales y de divertimentos.

En general el individuo desarrolla esquemas cognitivos y formas de pensar que le permiten identificar y activar recursos y estrategias necesarias para la resolución de problemas. El uso de herramientas incide directamente en las formas de representar, explorar, razonar y resolverlos. Es decir, los caminos y maneras de trabajar los problemas reflejan el uso de ciertos instrumentos en los procesos de resolución. Así, herramientas como el lenguaje oral y escrito junto con la aritmética no solo amplían la capacidad memorística del individuo para sortear obstáculos y resolver problemas, sino también extienden el dominio y las estrategias de solución.

El confinamiento universal impuesto para controlar los contagios y efectos de la pandemia COVID-19 alteró muchas de las actividades en todos los ámbitos de desarrollo y vida de los individuos. El uso de teléfonos o tabletas móviles y computadoras emerge como un mediador importante en la comunicación o interacción entre individuos y también en las formas de afrontar las tareas y realizar diversas actividades.

El uso de teléfonos o tabletas móviles y computadoras emerge como un mediador importante en la comunicación o interacción entre individuos

Este proceso requiere que el individuo se apropie del artefacto y lo transforme en un medio para enfrentar la situación. En este contexto, las permisiones y posibilidades que ofrece la tecnología permean las formas en que los individuos trabajan y resuelven las dificultades. Es decir, decisiones tácticas sobre qué mecanismos, cómo usarlos y qué información en línea consultar, se conjugan con decisiones estratégicas relacionadas con las formas de representar, explorar y solucionar diversas cuestiones.

En términos de educación post-pandemia, se vislumbra un acercamiento híbrido generalizado de enseñanza centrado en los estudiantes, que combine un trabajo en línea de los alumnos con una interacción presencial con el maestro basada en tareas puntuales que los orienten en su aprendizaje. Aquí, la responsabilidad del maestro incluye el diseño de las actividades que los jóvenes deben trabajar de manera independiente y la selección de los desarrollos en línea que pueden consultar durante la resolución de las tareas.

Resulta importante incluir una propuesta de auto evaluación y seguimiento del propio trabajo de los estudiantes.  Una competencia esencial en el seguimiento y evaluación del aprovechamiento de los jóvenes es el desarrollo de estrategias para comunicar y sustentar sus ideas, respuestas y solución a las cuestiones planteadas. 

En la parte presencial, el maestro debe privilegiar la discusión de las preguntas y dudas o comentarios que planteen los estudiantes y modelar la toma de decisiones que acompañan los procesos de solución.  Se trata de orientar a los jóvenes a que desarrollen estrategias que les permitan examinar y contrastar las explicaciones que ofrezcan sus maestros y aquéllas que aparecen en las plataformas en línea de los conceptos en estudio. 

Se trata de orientar a los jóvenes a que desarrollen estrategias…

En la agenda digital, las instituciones o universidades deben reformar los modelos de formación de sus egresados e integrar el uso de medios digitales en la educación de todos los estudiantes. Es urgente ajustar los planes y programas de estudio alrededor de lo que significan y aporten el uso de tecnologías en la tarea de identificar, formular, representar y resolver problemas disciplinarios.

Además, las universidades deben desarrollar plataformas en línea robustas donde compartan sus experiencias y resultados de investigación para un público amplio. Los mismos espacios físicos deben restructurarse en términos de facilitar el trabajo colectivo de los estudiantes a través de aplicaciones digitales.

Es tiempo de repensar la formación de los maestros en todos los niveles. Aquí, las universidades junto con las Normales que preparan y certifican a maestros de enseñanza básica pueden trabajar de manera conjunta y ampliar las oportunidades de aprendizaje. La idea es abrir y compartir prácticas de trabajo que muestren y guíen a los estudiantes en la construcción de formas de pensar y actuar consistente con el quehacer y desarrollos de las disciplinas. C2

Sobre el autor

Miembro del Sistema Nacional de Investigadores, nivel 3. Investigador en

Le interesa analizar el uso de tecnologías digitales en la resolución de problemas matemáticos y promueve la discusión y divulgación de desarrollos de la ciencia y tecnología.

BY:

Le interesa analizar el uso de tecnologías digitales en la resolución de problemas matemáticos y promueve la discusión y divulgación de desarrollos de la ciencia y tecnología.

4 Comment

  1. Realmente la pandemia nos trasformo en muchos aspectos pero la necesidad de continuar con la labor docente nos ha conducido a una serie de ajustes, tecnológicos, pedagógicos, sistemáticos, etc., que requirieron poco tiempo para su implementación, dando pauta a una serie de conflictos a los que el docente tubo que dar y encontrar soluciones, algunas acompañado por proyectos institucionales pero otros de forma individual, con ello se pudo observar que en su gran mayoría los docentes cuentan con los insumos y conocimientos necesarios para resolver problemas, aunque estos impliquen el buscar información para desarrollar competencias que no tenían desarrolladas.

      • Manuel -

      • 3 febrero, 2021 at 10:47 am

      Cierto Alejandro, los maestros, en la mayoría de los casos, han respondido y ajustado sus prácticas de enseñanza a un modelo remoto a pesar de las limitaciones institucionales. Además, de garantizar que los maestros y estudiantes tienen las herramientas digitales y aplicaciones necesarias junto con el acceso a un red estable de Internet, el modelo en línea requiere cambios importantes en el diseño de las actividades, los materiales, las formas de evaluación y en el seguimiento del trabajo de los estudiantes. Así, corresponde a las instituciones y autoridades proveer una infraestructura de apoyo digital a los maestros y estudiantes con la intención de analizar e incorporar nuevas maneras de trabajo de colaboración entre maestros, diseñadores de tecnologías, padres de familia y profesionales de varias disciplinas.

  2. La digitalización de la enseñanza, acelerada por la pandemia, a forzado a un uso didáctico de computadoras, tabletas y teléfonos. Además, sin proponérselo conscientemente los centros de educación han abierto sus puertas. Los seminarios, antes poblados apenas por los estudiantes y los maestros mas entusiastas, ahora tienen una audiencia mundial y mucho más diversa.

    Al mismo tiempo, aumenta la distancia entre los que tienen acceso a la cultura digital y aquellos que se encuentran cada vez más alejados de ella. Sin un esfuerzo extraordinario por digitalizar a todos, la desigualdad de oportunidades y de la distribución de la riqueza seguirá creciendo.

      • Manuel -

      • 1 febrero, 2021 at 08:48 am

      Horacio, comparto de que la digitalización, en el sentido amplio, llegó para quedarse y corresponde a todos entrarle a la transición que ya estamos enfrentando. Se debe priorizar la construcción de una infraestructura sólida que permita conectar a todo el país y desde las instancias formales lanzar una cruzada nacional sobre alfatización y educación digital incluyente.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *