bitacora-digital

La enseñanza remota en línea llegó repentinamente a sustituir el modelo presencial en todos los niveles de educación. Las dificultades rápidamente aparecieron en los intentos de llevar a cabo las actividades y tareas escolares por parte de los profesores, estudiantes y padres de familia. Algunos profesores no tenían experiencia en el uso de tecnologías, tampoco una infraestructura adecuada para transitar de un modelo presencial, ya muy bien ensayado, a un escenario de enseñanza basado en videoconferencias y comunicación digital.

Entender y resolver diferencias entre trabajar cara a cara con los estudiantes y diseñar e implementar tareas en línea resulta esencial no solo para guiar a los estudiantes en la construcción de conocimiento; sino también en el desarrollo de formas de evaluar el aprovechamiento académico de los estudiantes. Es decir, el diseño de actividades en línea también debe incluir formas claras y robustas de monitorear y evaluar el conocimiento que los estudiantes aprenden y aplican en la resolución de problemas.

Muchos estudiantes reclaman que no tienen una conexión estable a una red de internet en casa y carecen de computadoras o tabletas para participar en las actividades en línea que sus profesores implementaban. También, una cantidad importante de padres de familia se vio rebasada y angustiada al no poder ayudar y orientar a sus hijos tanto en la parte técnica del manejo de las aplicaciones, como en las tareas que ahora tienen que resolver y enviar a través de algunas herramientas de comunicación. Esto evidenció que existen diferencias marcadas entre ser un usuario o consumidor digital y ser un estudiante digital que debe desarrollar y trabajar de manera diferente comparado con el modelo de enseñanza presencial.

¿Cómo pueden los estudiantes registrar y monitorear sus acercamientos, ideas, dudas, y trabajo asociado con la comprensión de conceptos y el desarrollo de competencias para resolver problemas? En un escenario de aprendizaje digital se destaca el uso de videoconferencias vía alguna aplicación que permite al profesor explicar los contenidos, resolver problemas y analizar soluciones. Además, algunos profesores usan plataformas en línea para gestionar la asignación de tareas y monitorear el tiempo que dedican los estudiantes a trabajar en las actividades del curso.

¿Cómo pueden los estudiantes registrar y monitorear sus acercamientos, ideas, dudas, y trabajo asociado con la comprensión de conceptos y el desarrollo de competencias para resolver problemas?

Es común también que los estudiantes consulten desarrollos en línea como enciclopedias, o revisen plataformas como Khan Academy para complementar y extender lo que presenta el profesor en una videoconferencia. La selección y uso de estos recursos debe abordarse directamente como parte de las sesiones de trabajo. La idea es que estos recursos y actividades contribuyan en el desarrollo de un pensamiento disciplinar robusto en los estudiantes.  En un modelo de educación digital, el estudiante adquiere una responsabilidad y el compromiso de analizar y cuestionar el material que el profesor presenta a través de las videoconferencias y desarrollar un método de trabajo que le permita compartir ideas con pares y extender el dominio del material que estudia. ¿Cómo orientar a los jóvenes en el desarrollo de un espíritu inquisitivo que le permita desarrollar formas robustas de pensar consistentes con el quehacer de las disciplinas?

La bitácora digital surge como un instrumento importante que permite al estudiante registrar y llevar un control de su propio proceso de comprensión de conceptos y resolución de problemas. ¿Cuál es la estructura y qué contenidos debe incluir la bitácora? En términos generales, ese cuaderno de notas o trabajo donde el estudiante reportaba sus experiencias de aprendizaje en escenarios presenciales; ahora se transforma en una bitácora digital que puede compartir por medio de una plataforma digital.

¿Cuál es la estructura y qué contenidos debe incluir la bitácora?

Existen aplicaciones como GeoGebra o Google Classroom que ofrecen plantillas prediseñadas que el estudiante puede ajustar y usar para organizar el contenido de la bitácora. Así, en la bitácora aparecerán los videos de las presentaciones de los profesores, las preguntas que planteen los estudiantes al analizar los videos, las respuestas y retroalimentación de los pares y profesores, las ligas de los materiales consultados en línea. Además, el estudiante puede organizar el contenido de la bitácora en episodios de resolución de problemas que incluya fases relacionadas con la comprensión de conceptos o enunciados de problemas, las representaciones de los problemas incluyendo los modelos dinámicos, la implementación de un plan de solución, la extensión de los problemas y un análisis de los métodos y estrategias de solución. En general, el contenido de la bitácora proporciona información sobre las experiencias propias de cada estudiante en el estudio de las disciplinas y en la resolución de problemas. C2

Sobre el autor

Miembro del Sistema Nacional de Investigadores, nivel 3. Investigador en

Le interesa analizar el uso de tecnologías digitales en la resolución de problemas matemáticos y promueve la discusión y divulgación de desarrollos de la ciencia y tecnología.

POR:

Le interesa analizar el uso de tecnologías digitales en la resolución de problemas matemáticos y promueve la discusión y divulgación de desarrollos de la ciencia y tecnología.

3 Comentarios

  1. Ante esta modalidad, el refuerzo del compromiso y la autocrítica y las bases de ser personas trabajadoras es lo que va a facilitar el poder llevar a cabo nuestras propias bitácoras de vida, que hoy sin duda se están volviendo digitales. Saludos al Dr. Manuel Santos.

    • Edilma Quiceno Mesa -

    • 30 julio, 2020 - 21:26 pm

    Agradecer al doctor Santos Trigo y a sus colaboradores, por los valiosos aportes investigativos, que construyen y consolidan permanentemente la educación, favoreciendo el desarrollo del pensamiento matemático de los estudiantes, por medio, de la resolución de problemas, no solo con el uso de tecnologías computacionales, sino con las TAC, (Tecnologías del Aprendizaje del y el Conocimiento), y las TEP, (Tecnologías del Emprendimiento y la Participación), considerando que el portafolio, se puede constituir en una valiosa herramienta de registro,sistematización y apropiación del auto y co- aprendizaje, lográndose visualizar como parte esencial para iniciar procesos de investigación, en la nueva era digital.

    • Jjose luis flores oropeza -

    • 30 julio, 2020 - 20:42 pm

    Quiero decir que tengo aversion a los ordenadores sin embargo son una herramienta poderosa y mas en estos momentos

Deja un Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *