1

Geometría sagrada

El mundo es inmenso
y como una palabra sigue creciendo en el silencio.
– Rainer Maria Rilke

 

/ todo se convierte en criatura

/ la vida se levanta también de manera invisible /

detenerse para que todo se imagine

Dame: claroscuro / tonos de la tierra /formas orgánicas /

(no es frágil ni fuerte mi mente / neutral )

/ anatomía humana/ / Sfumato, tempura / cuerpos platónicos

/ proporción áurea / la flor de la vida. Habla silenciosa

reflejada en la tela / en la piedra / en la máquina noble

Ojo en buclé: giro  sutil /

sustancialmente, entre lo puro y lo vacío

/ una doble espiral espejada / leyes matemáticas necesarias /

para despejar lo sinuoso /

Estiró figuras más allá de lo más alejado

/ el ascenso y la caída: el ojo calcula

/ violencia y el horror / inhiben

Observador clásico / siendo observado

/ trazos de pulsos autoreplicantes /

paisaje evanescente  / éter o prana

/ la ignorancia mata / hace la luz tenue en los siglos

Sus líneas y curvas … mil pulgadas lejos de la umbra

[no están colgadas de un santo]

Vigía de la primera línea de una página religiosa

/ lo que opaca la luz no deja reflexionar /asfixia

 

Donde te apoyas:

leyendo las pulsaciones de las horas / en lo sagrado,

lucha hasta el final / sin aliento (así sea la pesadilla o desasosiego)

No sé si quedó en deuda con el sonido,

/ lo particular perdió su custodia / se hizo universal

derritió
la matemática y la geometría en los muros

y en la tela  / fluyen transparentemente

/ ceremoniosamente triunfantes

la sonrisa planea  hacerlo de

nuevo / hacerlo esta noche /

se arrulla gloriosamente

tomó un sorbo de una bebida

históricamente precisa de

una taza universalmente precisa:

Le Macchine di Leonardo

La poesía:

tantas palabras florecen /tal vez vigas destrozadas

/ la pintura ve los rayos ondulantes /

el fuego envolvente / la luz ámbar sombreante

más filósofo que cristiano,

el dibujo se reclina pastoralmente /

Gestos, miradas /conciencia /inconciencia /

Santa Ana / Un dedo levantado:

¿falta de ser?

Tal vez podamos

aceptar: su pulsión curiosear,

un dato insuficiente, Freud se equivoca

 


2

 

Leonardo da Vinci en mis latidos

 

Me acostaste como en un sueño para sanar,

no quería despertar

sin tu geometría sagrada, tu ojo sutil

sin vacío, una doble espiral espejada

sin pecado

Cancelas otro siglo, otra gloria pintada,

Sacas de la cueva la sombra indefinida,

Mas no como un pintor piadoso,

Sí inundado por matemática sensible,

donde el color se almacena en caché

Golpeando muros con los sonidos del bosque pastoral,

Leyendo la corteza descarriada, las pulsaciones

de las horas, calibrando el enigma de la sonrisa,

Un trueno en tu época, un custodio de la luz y la sombra

con tus huesos tamborileando,

trenzando en tus ojos lo puro y lo vacío,

no aflojas,  los dedos redoblados,

saltando interruptores de códigos

las máquinas encadenadas al buen ánimo,

no el dial del demonio,

no a lo sin ley, superficial, sin derechos,

Haces coincidir tus trazos con

las pisadas universales, y la armonía

de todo lo creado,

No es un mero bolso de oro y plata

o estrellas perdidas a las que nos

agarramos y tamizamos

 

 

 

Sobre el autor

Investigador y escritor. Ha publicado diversos artículos científicos en revista con referato en Chile, Argentina, Perú, Colombia, México, Nicaragua, España; y poemas en la Revista Nagari, Signum Nous (Estados Unidos) Revista Cultural C (México), Revista Ariadna (España), entre otras y diversos sitios en la Web.

POR:

escalante.gomez@gmail.com

Investigador y escritor. Ha publicado diversos artículos científicos en revista con referato en Chile, Argentina, Perú, Colombia, México, Nicaragua, España; y poemas en la Revista...

2 Comentarios

    • Hugo S. Duch -

    • 7 octubre, 2019 - 15:59 pm

    Leonardo puesto en sus latidos, los del autor, es una auto elevación propia que va hacia lo infinito, la propia trascendencia, sin tener el presente ausencia materializada en la realidad y las palabras. Un lujo que no podemos desparramar.

    • Ana Maria Repetto -

    • 2 octubre, 2019 - 19:40 pm

    Tan genio y creativo como Leonardo, el autor, Eduardo Escalante Gómez nos deslumbra con sus imágenes convertidas en palabras!

Deja un Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *