México vive un importante momento de notoriedad internacional en el arte, en parte, por la revalorización de Frida Khalo, Diego Rivera y el Muralismo Mexicano.

Pero sobre todo por la presencia cada vez mayor en los escenarios internacionales de artistas como Damián Ortega, Abraham Cruzvillegas, Carlos Amorales y por supuesto Gabriel Orozco.

Factores como la situación social y política, las tradiciones y riqueza cultural y su dinámica contemporánea han suscitado un creciente interés para artistas contemporáneos para trabajar y exhibir su obra en galerías o museos de nuestro país. Camino ejemplo podemos recordar a Melanie Smith, Francis Alÿs y Santiago Sierra, seguidos de artistas como Damien Hirst y Daniel Buren. Otro elemento a considerar es la infraestructura con que cuenta el país para presentar grandes proyectos expositivos de nivel internacional, tal es el caso del Museo Tamayo, el Museo Jumex y el Museo Universitario de Arte Contemporáneo en la Ciudad de México; el Museo Amparo en Puebla o el Museo de Arte Contemporáneo en Monterrey.

La inercia que el arte contemporáneo esta viviendo en México se puede confirmar con la presencia del artista sudafricano William Kentridge (Johannesburgo, 1955), uno de los artistas contemporáneos más propositivos de los últimos 20 años.

Kentridge vivió una época de transición social en su país. Fue testigo de las desigualdades políticas y sociales del llamado Régimen del Apartheid. Pero su trabajo, a pesar de las referencias históricas (personales y colectivas), siempre se ha valido de un lenguaje metafórico y poético, representaciones de los miedos y esperanzas de los ciudadanos de Sudáfrica que finalmente son los sentimientos de cualquier ser humano.

Kentridge ha trabajado con medios tan diversos como grabado, escultura, animación, video, y aún en escenografía, teatro, opera y cine, sin embargo, el dibujo es el eje principal de su producción. El artista inicia haciendo sencillos dibujos en carboncillo, pero su inquietud creativa lo lleva a borrar y redibujar la imagen una y otra vez hasta crear fabulosas animaciones que recuerdan los inicios del cine, y las películas del francés George Méliès. Sus experimentos plásticos suelen terminar en esculturas, grabados, intervenciones a muro o incluso la escenografía el teatro, la opera y cine.

 

Kentridge
Kentridge

El artista presenta en México la muestra Fortuna, la selección más representativa grande y completa del artista sudafricano que se ha presentado en el país, excelente oportunidad de ver a este importante artista.

La exposición Fortuna se presentó en el Museo Universitario de Arte Contemporáneo y actualmente se puede visitar en el Museo Amparo de la Ciudad de Puebla.

Ya hemos tenido oportunidad de ver, en los años recientes, excelentes exposiciones de artistas internacionales en México, tal es el caso de las muestras de Yayoi Kusama, Ai Weiwei o Louis Bourgeois, o actualmente (ya por concluir) las exposiciones de Miguel Ángel y Leonardo da Vinci en el Museo de Bellas Artes, pero el panorama de las artes visuales es muy grande, y sus propuestas muy diversas. Aun tenemos mucho que ver. C2

Sobre el autor

Deja un Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *