En 1988 Isaac Asimov afirmaba que el uso de la tecnología iba a revolucionar las formas de aprender de los individuos.

Señalaba que con la tecnología se extendería el aprendizaje tutorial y la posibilidad de recibir una enseñanza desde instituciones reconocidas, sin la necesidad de estar presente en clase. Afirmaba que el estudiante, desde su casa o cualquier lugar, podría plantear preguntas e interactuar con expertos, tener acceso a bibliotecas, consultar materiales, aclarar dudas y desarrollar conocimiento disciplinario. También destacaba la posibilidad de que los individuos diseñaran su propia ruta de aprendizaje, no sólo en los ambientes formales de educación sino como un proceso necesario y posible de realizar durante toda la vida. En la actualidad, 29 años después de la entrevista a este formidable escritor, existen desarrollos tecnológicos importantes y en algunos países ya es posible llevar a la práctica muchas de las predicciones señaladas.

¿Cómo construir escenarios de aprendizaje que extiendan las actividades escolares que se llevan a cabo en la enseñanza formal? ¿Qué materiales se deben diseñar y qué tipo de problemas y actividades deben abordar los estudiantes con el uso de diversas tecnologías?

La entrada al mundo digital ha sido repentina y no tiene vuelta atrás. Los teléfonos móviles inteligentes, las tabletas y laptops son herramientas imprescindibles en muchas tareas que realiza el individuo. La irrupción tecnológica ha traído claros beneficios a todos aquellos que disponen de un dispositivo digital; pero también ha generado retos importantes para la gente que toma decisiones desde los gobiernos, las instituciones educativas, hasta los padres de familia y la sociedad en su conjunto.

La conectividad y la comunicación digital ha cambiado el paradigma de interacción entre los individuos; ahora es posible establecer una comunicación directa con amigos, pares y colegas, sin importar donde se encuentren o enterarse de eventos y noticias alrededor del mundo casi en el mismo instante en que suceden. Además, la misma difusión de información, a través de las redes, genera comentarios y opiniones de lectores que reaccionan, critican o manifiestan sus ideas de manera genuina, y otros que intentan influir y llevar en cierta dirección el intercambio de información.

¿Qué hacer ante la oportunidad que ahora tiene un individuo de participar directamente tanto en el consumo como en la producción de información?

¿Cómo identificar una información falsa y cómo evaluar la información que se genera en los diferentes foros en línea? La apropiación y uso de un instrumento o desarrollo digital implica que el usuario construya estrategias y recursos cognitivos que le permitan no solamente dominar los aspectos relacionados con un uso técnico y ergonómico del aparato; sino también reflexionar constantemente sobre cómo su uso le proporciona información que le permita tomar decisiones y le ayuda en resolución de problemas en un contexto amplio.

Hasta hoy, el individuo, dependiendo de su edad e intereses, incorpora el uso de tecnologías digitales como un proyecto personal que se retroalimenta y robustece con la experiencia de otros. Un joven o estudiante muestra gran dependencia de la tecnología y su uso permea el desarrollo de casi todas sus actividades. En el sistema educativo, los maestros responsables de guiar y motivar a los estudiantes en el estudio de las disciplinas han sido formados en ambientes de lápiz y papel y en términos generales, carecen de la experiencia y conocimiento que le permita identificar cambios o ajustes sustanciales que el uso de las tecnologías trae a la forma de representar y abordar los contenidos disciplinarios, y a las dinámicas de clase que ahora se pueden promover con el uso de la tecnología. Es tiempo de que los responsables de las políticas del sistema educativo nacional coordinen las experiencias de los expertos en el uso de diversas tecnologías y emprendan las reformas necesarias que contemplen la formación inicial de los profesores, o actualización de los profesores en ejercicio, para que las tecnologías sean incorporadas de manera sustentada en los escenarios de aprendizaje. C2

 

Sobre el autor

Miembro del Sistema Nacional de Investigadores, nivel 3. Investigador en

Le interesa analizar el uso de tecnologías digitales en la resolución de problemas matemáticos y promueve la discusión y divulgación de desarrollos de la ciencia y tecnología.

POR:

Le interesa analizar el uso de tecnologías digitales en la resolución de problemas matemáticos y promueve la discusión y divulgación de desarrollos de la ciencia y tecnología.

5 Comentarios

    • lorito -

    • 7 marzo, 2017 - 16:48 pm

    Es cierto que el uso de instrumentos tecnológicos es indispensable en la medida que se usa para investigar, informarse etc. etc.pero es necesario que la persona lo use de manera adecuada y en beneficio del aprendizaje .

    • Marta Eugenia Mora Mora -

    • 6 marzo, 2017 - 06:22 am

    A los estudiantes en estos tiempos la en que es llama la atención estudiar y a que es con uso de tecnologías

    • Manuel -

    • 3 marzo, 2017 - 19:20 pm

    Horacio, mi opinión es que es un avance el reconocimiento de que las tecnologías están abriendo no solo nuevos caminos para interactuar y hacer cosas; sino también genera serios problemas relacionados con la selección, discriminacion y usos de la información. Así el reto es claro: abordar de manera colegiada las tres preguntas que mencionas

      • Horacio de la Cueva -

      • 3 marzo, 2017 - 21:23 pm

      De acuerdo, ¿Cómo planteamos una educación que vaya mas allá del salón de clase, sea crítica, autocrítica, discriminatoria y universal? Me parece que un modelo de la academia griega en el mundo virtual es el lugar para confrontar ideas y someterlas a prueba. Nuestras respectivas columnas son nuestro pequeño pico en un universo de información que rebasa a todos y también a los analistas de meta datos. Allí podemos ver la tendencia, pero no el detalle.

  1. A diferencia de otras tecnologías del conocimiento, como le ábaco, las tablas logarítmica, la regla de cálculo, las sumadoras, las computadoras y las calculadoras de mano, la tecnología digital está conectada con todos los aspectos de nuestra vida. Esta nueva realidad con accesos múltiples e instantáneos hace difícil la discriminación entre lo valioso, lo verdadero y lo popular. ¿Cómo enseñara a cuestionar y discriminar la información que recibes? ¿Cómo valorar lo que predice y es repetible? ¿Cómo enseñar a apreciar las artes más creativas, sinceras y clásicamente innovadoras?

Deja un Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *